Día 15. Jueves 8 de enero

Ya ha llegado el día. El día de terminar con las tomas, el día de cerrar este diario de grabación que hemos tenido el placer de compartir con vosotros. Porque saber que estáis ahí, que hay alguien pendiente de estas líneas y de lo que narran, ha sido muy importante de cara a la motivación diaria a la hora de afrontar el proceso.

La imagen que daremos, seguramente, es de que lo estamos pasando genial, que estar aquí es una pasada, y que estamos todo el rato disfrutando y sonriendo. Y en gran parte es así, pero también son muchas horas, mucha preparación, momentos de agobio, de nervios, de frustración y de duda. Y siempre nos hemos sentido acompañados. Además, el día de hoy es especial para mí porque grabamos los solos y las intros de guitarra de algunos temas. Trabajo delicado. Pero afortunadamente, con Javi es todo más sencillo, y lo que podía ser una pesadilla (grabar un solo tiene un poco de eso) se convierte en una experiencia buenísima. Que eso también suena.

Antes de sumergirnos por completo en el solo que cierra el disco, hemos terminado el último tema de la segunda sección del disco, también con un montón de guitarras, pero sobre las 11:30 ya lo teníamos controlado. Con todas las bases y arreglos grabados, sólo quedaban el solo final, la intro del disco y algunas pistas de mandolina y laúd. Nos hemos centrado en buscar el sonido para los solos, basado de nuevo en la Telecaster, la Gibson de Ángel y el Bogner, y hemos estado un buen rato, hasta la hora de comer, simplemente probando.

Tras el almuerzo ya nos hemos decidido a hacer las tomas. La verdad es que ha sido un rato intenso pero gratificante. La sección final, con la Gibson, ha sido un disfrute auténtico. Javi incluso grabó un pequeño vídeo y lo subió a Facebook, ¡eso es un robado! En conclusión, ha sido un momento de máxima intensidad, que además coincidirá con el final del disco… me parece que estoy adelantando mucho, no??

Tras grabar esto y revisar y hacer unas tomas de laúd y mandolina, nos hemos puesto con la otra parte delicada del disco. La introducción, también con un papel importante de la guitarra eléctrica, basada en un arreglo muy delicado. De nuevo, hemos estado un buen rato buscando sonidos distintos, y nos hemos vuelto a decantar por la Gibson. No ha quedado más remedio que rendir tributo a semejante guitarrón.

Total, que sobre las 19:00 acaba de forma oficial la grabación de Alhándal. Esto no significa que haya terminado el proceso, que todavía tiene recorrido, pero sí nuestra participación como músicos. Todo está grabado, ahora se inicia el proceso de mezcla, que llevará al menos una semana más, hasta que podamos escuchar el resultado definitivo. Nosotros hemos puesto todo lo que tenemos, ahora sólo esperamos que nuestras ideas y sensaciones os lleguen a vosotros.

No me queda mucho más que decir, creo que me he quedado vacío. Para mí ha sido una experiencia increíble plasmar día a día lo que hemos estado viviendo. Una sensación avivada por los constantes y cariñosos comentarios que nos habéis dedicado en las redes sociales. No se debe olvidar que la música es compartir, y si no tienes con quién hacerlo se convierte en una conversación de un solo interlocutor, sin el menor sentido. Vosotros no solo habéis sido interlocutores, sino instigadores, compañía, apoyo y energía. Este disco es para vosotros, para todos los que queráis oírlo y disfrutarlo, nosotros sólo hemos organizado sensaciones y sonidos. Así que, a todos, gracias por vuestro tiempo y vuestra paciencia, espero que el resultado final corresponda a todo el apoyo y el cariño. Os seguiré contando, en otro formato y de otra manera, pero seguiré haciéndolo. Lo que se pueda contar, claro.

Buenas noches.

J. Zagalaz

volver arriba

Vídeo destacado

Lo último de Alhándal

Videoteca