Día 14. Miércoles 7 de enero

Pero qué poco queda… penúltimo día de guitarras! Tras la intensa jornada de ayer, hoy nos enfrentamos al tema instrumental del disco, el que más trabajo de guitarra eléctrica ha requerido. Al no tener voz, los instrumentos toman las riendas y la responsabilidad, y la cantidad y variedad de arreglos ha hecho que estemos todo el día atareados diseñando cada detalle.

Como decía, y como ya he comentado en otras entradas del diario, este tema instrumental está basado en tangos, dura más de siete minutos y tiene innumerables arreglos y secciones. Durante la mañana nos hemos dedicado a las bases, de nuevo con la Gibson de Ángel. Es increíble la estabilidad y sonoridad de esta guitarra, con poquísima saturación presenta una sonoridad sólida. Los doblajes han sido “trabajosos”, como dice Txar Lee, pero antes de comer teníamos prácticamente todo.

Por la tarde nos hemos puesto a grabar todos los arreglos de este  tema… guitarras limpias, slides, doblajes de secciones de acordes. Aquí se ha impuesto la Telecaster, con una sonoridad prácticamente antagónica a la de la Gibson. Los contrastes entre ambas dan un punto de belleza más al disco, no puedo esperar para escucharlo todo mezclado.

Cuando hemos terminado, temprano, hemos decidido plantear el trabajo de mañana, último día, y descansar un poco. Sólo nos queda un tema que grabar, y luego el solo final del disco y la intro, así como algún detalle de mandolina y laud árabe. Mañana es el último día, el día de los detalles, de lo más delicado, del gran reto. Se juntarán un montón de emociones, dudas, ilusión, miedo, pena… todas esas sensaciones y muchas más quedarán impregnadas en las tomas. No queda duda. Y si producen un reflejo en los que lo oigáis, entonces todo habrá merecido la pena. Ya merece la pena.

Buenas noches.

J. Zagalaz

volver arriba

Vídeo destacado

Lo último de Alhándal

Videoteca