Día 9. Martes 30 de diciembre

Estos días navideños son siempre complicados, el teléfono no para de sonar con felicitaciones navideñas, compromisos de última hora y preparación de todo lo relativo a la cena de fin de año. Nosotros nos hemos intentado aislar (con un éxito moderado) esta mañana para terminar la grabación de las guitarras españolas.

Quedaba un tema delicado, pero la verdad que las tomas no han ido mal y hemos conseguido realizar unos doblajes de española bastante precisos. Esto de los doblajes (básicamente, grabar dos veces lo mismo para dar amplitud) tiene que estar prácticamente perfectos para que funcionen, y generan en el personal frustración y algo de irascibilidad. Por ello, la sensación de alivio al terminar la última toma ha llevado a nuestro amigo Javi a adoptar una actitud violenta nada ejemplar.

Tras este lamentable suceso, hemos procedido a montar todo el aparataje para las guitarras eléctricas. Javi dispone de un cabezal Bogner (ya haré en el próximo capítulo una revisión técnica más precisa), y yo he traído mi flamante Fender Vibrolux. Flamante, sí, pero algún problema ha hecho que no funcionara bien pese a que está prácticamente nuevo. No pasa nada porque tenemos otros amplis para buscar los sonidos limpios, pero el susto nos lo hemos llevado.

Por la tarde hemos afrontado el final de las tomas de voz. La letra estaba un poco menos clara y hemos tenido que trabajar duro para consolidarla. Se trataba del tema final del disco, y son momentos muy delicados que hay que cuadrar al máximo. Entre Javi, Yiyi y yo hemos conseguido llegar a tomas y letra más que convincentes, va a ser un final de disco precioso.

Al final de la tarde ha llegado nuestro amigo Ángel, cantante y guitarrista de Tierra Santa, con el que mantenemos una buenísima relación desde hace más de diez años. Me ha traído su guitarra, una Gibson Les Paul Custom negra, tremenda, para las guitarras más pesadas del disco. Conociéndole, nos tiene que apreciar mucho para confiarnos su tesoro, así que no le puedo estar más agradecido. En el próximo capítulo, fotitos!

Por la noche, a modo de relajación y para recibir a nuestras familias, nos hemos ido a cenar todos juntos al incombustible Bocapizza de Zizur, donde siempre nos tratan maravillosamente. Se han venido, por supuesto, Ángel, Javi y Noe, y hemos pasado un rato muy bueno, verdaderamente familiar.

Poco más por hoy, mañana por la mañana estaremos un ratito por la mañana, para repasar un par de cositas y ver alguna guitarra, pero ya lo resumiré en el diario del viernes. Espero que paséis una Noche Vieja como más os guste, rodeados de la gente que queréis. Yo, este año, voy a tener esa suerte. Y que vengan muchos más.

Buenas noches.

J. Zagalaz

volver arriba

Vídeo destacado

Lo último de Alhándal

Videoteca