Día 5. Viernes 26 de diciembre

Estamos de vuelta, contando todo lo que se puede contar. En realidad, el día de navidad estuvimos echando la mañana, empezando con las guitarras, así que incluiré aquí el breve repaso a ese ratito. En un ambiente ya prácticamente festivo, liquidamos las guitarritas acústicas que nos faltaban, correspondientes al último tema del disco. Para ello usamos la Martin D – 28, propiedad de Javi, una pasada de guitarra. Tiene un sonido muy característico, muy orgánico. Es un placer grabar con ella, aporta muchísimo al sonido del disco:

Martin D-28

Aunque probamos alguna que otra guitarra española también, dejamos pronto el trabajo para ir a descansar y preparar todo para Noche Buena, esperando la llegada del Olentzero. Un día distinto y, por supuesto, un poco de descanso.

Javi, Txar Lee y Jon

Y ahora sí, os cuento el viernes. Ha sido un día muy intenso de guitarras españolas, personalmente es lo que más me cuesta de todo. Para las tomas, hemos usado mi vieja Cañete y Hernández, guitarra clásica con la que estudié en el conservatorio de Málaga. Suena muy muy bonita, aunque de momento no he podido realizar los doblajes, en cuanto terminen los bajos lo seguiré intentando.

Cañete y Hernández

Le tengo muchísimo cariño a esta guitarra, lleva con nosotros desde el principio de los tiempos, y le imprime un carácter muy marcado a los discos. Además, la he utilizado también en otras grabaciones, como en Esencia de Tierra Santa o en la intro del último disco de Attick Demons.

Durante el día hemos terminado todos los arreglos de española, así como una pieza instrumental basada precisamente en la guitarra española. Ha quedado todo muy bien, grande, muy satisfechos con el trabajo realizado.

Grabando guitarras españolas

A última hora de la tarde, ha venido Txar Lee a recoger sus cosas para poder plantear el trabajo de mañana, ya que esta noche lleguan Paco, Germán y Yiyi. Antes de eso, se nos ha ocurrido hacer unas tomas de video desde la perspectiva de Txar, aunque el artilugio con el que hemos fijado el dispositivo a su cabeza no era de los más ortodoxo:

Txar Lee con cámara

Una vez superado el trauma, terminamos de recoger todo y marchamos a casa, donde nos encontramos con los viajeros. Estuvimos cenando algo, actualizándonos y organizando todo para el día siguiente. A mí ahora me toca esperar a que termine Paco de grabar los bajos, así que seguiré documentando todo para que no perdáis detalle de todo. Bueno, de lo que se pueda contar.

Buenas noches.

J. Zagalaz

volver arriba

Vídeo destacado

Lo último de Alhándal

Videoteca