Día 3. Lunes 22 de diciembre

Hoy ha resultado ser uno de los días más determinantes de la grabación. Sobre las baterías es donde se construye todo, así que el hecho de que estén bien grabadas (y tocadas) es fundamental. A partir de este momento hay que levantar todo el disco, y aunque es también uno de los momentos más difíciles de toda grabación, también es la más satisfactoria. Pero vayamos al principio.

Hoy, a través de la ventana, brillaba un sol que auguraba un buen día. Craso error. Primer día de invierno. Cuando hemos bajado Txar Lee y yo al coche, era literalmente una bola de hielo. Como buenos malagueños, nuestra pericia para descongelar un cristal delantero es exigua. Así que hemos tardado un poco más de la cuenta en llegar al estudio.

Camino al estudio

Una vez allí, hemos planteado el primer tema de la mañana, el penúltimo del disco. Un tema largo que ha fluido de forma muy natural. Javi ha propuesto cambiar ligeramente la estructura, así como distintos cambios en determinadas secciones. Alrededor de las 11 teníamos el tema, yendo ligeramente por delante de lo previsto.

Un breve descanso

Tras un breve descanso, hemos planteado el que será último disco del disco, muy ambiental, que ha requerido hacer tomas con mazas en los platos, y distintos artilugios sobre parches rugosos, a falta de unas escobillas decentes.

Artilugios de batería

Antes de almorzar hemos terminado también este tema, dejando las tomas del único que quedaba para por la tarde. Entrando en detalles culinarios, hoy nos hemos marcado en casa un wok de gambas y un hummus, para que se diga que los rockeros no sabemos cocinar (o lo que sea!).

Wok de gambas... ... y hummus

Tras haber recuperado energías, hemos regresado al estudio para afrontar uno de los temas más complejos del disco, si no el que más. Basado en un ritmo de bulería con distintas variaciones rítmicas, hemos empleado bastante tiempo en definir el diseño final. Pero el esfuerzo, como siempre, ha merecido la pena, ya que las tomas finales han mejorado la idea inicial de tema.

Javi en la sala de control

Esta tarde, además, hemos recibido la visita de Juanan San Martín, hermano de Javi y teclista de Tierra Santa. Ha amenazado con ponerle bien la pala al laúd (un navarro es capaz de eso y de mucho más), pero sobre todo, hemos disfrutado de un buen rato de conversación y risas.

Juanan y el laúd

Y poco más hoy, muy satisfechos por lo conseguido, y tan pronto. Mañana por la mañana se harán las ediciones de batería y por la tarde percusión, así que aprovecharé para resolver algunos asuntos fuera del estudio. De todas formas, como no puede ser de otro modo, seguiré reportando todas las novedades.  Para toda esta locura es, sin duda, la mejor terapia.

Caras de satisfacción

Buenas noches.

J. Zagalaz

Modificado por última vez enMartes, 23 Diciembre 2014 13:26
volver arriba

Vídeo destacado

Lo último de Alhándal

Videoteca